27. ago., 2016

Crítica

Hollywood, años 30. Bobby un chico de Nueva York se traslada a Los Angeles con la ilusión de trabajar en la industria cinematográfica. Aprovechando los contactos de su tío, Phil Stern,  un pez gordo de la industria cinematográfica, se integra poco a poco en el ambiente de Hollywood acabándose por enamorar perdidamente de la secretaria de su tío. La película acaba convirtiéndose en un triángulo amoroso lleno de mentiras y engaños.


Esta muy bien reflejada la época, el Hollywood de los años 30, también Nueva York con sus locales de jazz, los gánsteres etc. Así como el contraste de dos formas tan distintas de vivir,la costa este y la oeste.

La película habla de sentimientos como el enamoramiento, la tradición, las mentiras,el interés en las relaciones sentimentales y todo ello con una aparente ligereza  pero con la mirada pesimista , melancólica y nostálgica de su autor.


Es una comedia agridulce donde destaca especialmente la interpretación  de Kristen Stewart que es capaz de reflejar la tristeza y melancolía a través de su mirada. También Woddy Allen, como en otras de sus películas, se ríe de sus orígenes judios con algunos gags especialmente graciosos.

(MZ)