Cegados por el sol

22. abr., 2016

Me gustaMe gustaMe gustaMe gusta

22. abr., 2016

(Film Affinity)

Título original A Bigger Splash

Año 2015

Duración120 min.

PaísItalia Italia

Director Luca Guadagnino

Guión David Kajganich (Historia: Alain Page)

Reparto Ralph FiennesDakota JohnsonTilda SwintonMatthias SchoenaertsAurore ClémentCorrado Guzzanti

Productora Frenesy Film Company / StudioCanal

Género Drama | Remake

22. abr., 2016
De esta película resulta difícil hacer una crítica. Es una película difícil de explicar. Como todas las películas rodadas en Italia el paisaje italiano domina la escena. Nada hay más bello que los paisajes italianos de la Toscana como en Belleza robada o Al Sur de la Toscana o en Sicilia, como aquí. Quizá sea porque nos recuerda a España pero tenemos siempre a Italia idealizada.
 
En una isla de Sicilia, una pareja disfruta de unas tranquilas vacaciones, hasta que su paz se ve interrumpida por la aparición del antiguo representante y amante de ella, Harry (Ralph Fiennes), que viene acompañado por su supuesta hija (Dakota Johnson, hija de Melanie Griffith, aparecida en 50 sombras de Grey, que recuerda a ratos a Sharon Stone). Surge entonces una espiral de celos y sospechas entre los cuatro. Harry domina la relación de pareja y parece no haber superado el fin de su relación. Además la supuesta hija inquieta la paz de la pareja de enamorados y parece inmiscuirse en ella. Su personaje, Penelope, representa la juventud y la indiferencia, una generación que carece de ideales y responsabilidades. La actriz principal que hace el papel de Marianne (Tilda Swinton)  parece un rostro anguloso y un poco andrógino, pero en realidad está siempre provocando a uno y otro, que beben los vientos por ella. El actor principal, Ralph Fiennes, caracteriza a un personaje excesivo, Harry, que está entre la pasión por ella y el desdén por un viejo amigo que ahora se ha convertido en el amante de ella.
 
Muy bonita la fotografía de la isla y muy bonita también la música que encaja a la perfección con el paisaje. La película exhibe con mucha fuerza la relación supuestamente acabada entre el personaje de Harry y Marianne pero que tiene algo de irresistible. Es un remake de una vieja película “la piscina”de Alain Delon.
 
Es una película diferente, el hecho de que Marianne no pueda hablar contrasta con la continua verborrea de Harry. El personaje de ella, una cantante exitosa recién operada de las cuerdas vocales que no puede hablar, es un personaje fuerte que tiene que demostrar con otras cosas lo que no puede explicar con un habla de la que carece. 
 
Los silencios y las miradas reflejan que hay más de lo que vemos. Los personajes viven en una falsa realidad, en un mundo decadente que se resiste a desaparecer.  Junto a todo ello la película también refleja la cruda realidad de los inmigrantes ilegales que llegan a la costa y la cruel indiferencia con que lo viven los protagonistas y en general la población. Metáfora de una realidad que se puede extender a toda Europa. Lo peor, los flashbacks que pueden confundir al espectador y no aportan nada al relato.
 

(MZ/GJB)
21. abr., 2016