14. jul., 2016

Critica

Una película más exhibida este año donde el tema principal es la dificultad que tienen las mujeres, para salir adelante, en este mundo de "hombres"  (Mustang -película turca-  y ahora "Siete Diosas" -película india- ambas de 2015).

La película puede encuadrarse en tres actos:

1.- Una recreación del ambiente que prepara la protagonista, donde reúne a sus amigas en una casa de campo para la celebración de su boda. Todas ellas, mujeres urbanitas y de una India moderna, casi occidental. Un ambiente muy bien llevado para "meter" al espectador en harina y hacerle disfrutar.

2.- Una convivencia de las Diosas , en una casa típica de Goa (India) en la preparación de la boda donde la complicidad y desinhibición entre ellas llenan la pantalla. El colorido, sonido y los planos hacen gozar al espectador de una manera sublime. El denominador común de este acto es la juventud y su muestra explosiva, difícil de imaginar en otro ambiente y ciudad de la India.

3.- Un final que, no por menos previsible, es inevitable y culmina con la cruda realidad. Quizás el acto más flojo de la película. 

Me gustaría saber si el director de esta película la hizo pensando en espectadores locales u occidentales...

(JLC)