24. ago., 2016

Crítica

Es una película basada en hechos reales. Cuenta la historia de Bobby Fischer, prodigio del ajedrez desde su infancia en una familia desestructurada.Bobby utiliza el juego como una forma de escape de una vida en la que no esta a gusto. Años mas tarde acabará enfrentándose al campeón mundial de ajedrez , el soviético Boris Spassky en plena guerra fría.


La película resulta muy interesante, reflejando que el enfrentamiento entre Fischer y Spassky representaba algo mas que el duelo entro dos prodigios del ajedrez . Desde el punto de vista político , suponía el enfrentamiento entre las dos grandes potencias del momento, EEUU y la Union Sovietica. Si Fischer ganaba significaría el triunfo de EEUU sobre la URSS en un momento en que los sovieticos parecían invencibles.


La película esta dirigida por Edward Zwick ( Diamantes de sangre) y protagonizada por Tobey Maguire que hace una recreación de Fischer impresionante, capta perfectamente el descontrol mental y los demonios interiores  en los que estaba sumergido. El drama tiene ritmo y refleja muy bien como para ser un genio en alguna materia la mayor parte de las veces debes  de tener un cierto grado de locura obsesiva a la vez que desequilibrio y conducta autodestructiva como afirmacion de una inteligencia superior al resto de los mortales.

(MZ)