10. sep., 2016

Crítica

 No la podemos considerar como una comedia aunque tiene golpes cómicos. Es un relato real en el que se describe como dos jovenes sin escrúpulos, como consecuencia de ciertas fisuras legales ,logran participar en el negocio de venta de armas al gobierno estadounidense y hacerse millonarios. La película tiene ritmo, humor negro,engancha en sus diversos escenarios desde Miami pasando por Jordania, Irak,Afganistan e incluso Albania.

Refleja la falta de principios en la que se instala la gente joven que tiene muy difícil prosperar de forma honrada por lo que buscan la manera de conseguir dinero facil  Da mucho que pensar sobre la industria bélica y el negocio que suponen las guerras.

 R

(MZ)