1. oct., 2016

Crítica

La historia se desarolla en Dublin años 80. La familia del protagonista pasa por un momento ecónomico malo y tiene que dejar el colegio privado al que iba y comenzar a  sobrevivir en la escuela pública . Allí decidirá formar un grupo musical como forma de ligar y de de hacerse un hueco en un mundo que le supera.


El director de "Once " y  "Begin again"  hace  aqui una comedia romántica con canciones . Aunque no me resulta demasiado pegadiza si nos hace recordar la música de esos años, Duran, duran, Genesis ... Y sus grandes hits.

El protagonista tratará de sobrevivir a  través de la música en un mundo que se esta desmoronando a su alrededor (la  crisis matrimonial de sus padres, la falta de futuro de su hermano Etc.

Me quedo con una frase de la película que resume bien la lucha del protagonista y su chica por salir adelante  y tratar de cumplir sus sueños a pesar de todo: "Encontrar la felicidad en la tristeza".

(MZ)