10. oct., 2016

Crítica

Conor es un chico de 13 años que ve como su mundo se desmorona a su alrededor , su madre se esta muriendo de un cancer,  su relación con su abuela, única pariente cercana que le queda, es fría y distante ,su padre ha rehecho su vida lejos de el y no es capaz de darle la estabilidad que necesita y en el colegio es acosado por varios compañeros de clase . Ante esa situación Conor se refugia en su imaginación . A través de ella conseguirá madurar y hacer frente a su realidad .

La película nos enseña que no todas las cosas terribles se puede  remediar , que nada es blanconi negro, que todas las personas tienen defectos y virtudes , bondad y maldad.También refleja el final de la infancia y el enfrentamiento de un niño con la cruda realidad pero que a través de la fantasía se puede lograr desarrollar pensamientos y sentimientos que ayudaran  a sobrellevarla .

 

Lo mejor: el niño que consigue transmitir el dolor , la soledad, el miedo que siente de una forma apabullante 

Lo peor: el que parezca que estamos ante una película de terror y de monstruos y que nos puede distraer del verdadero sentido de la película.


(MZ)