Viaje a Italia

22. oct., 2016

👍👍👍

22. oct., 2016

 

Título original The Trip to Italy 
Año 2014
Duración 108 min.
País Reino
 Unido Reino Unido
Director Michael Winterbottom
Guión Michael Winterbottom
Fotografía James Clarke
Reparto Steve Coogan,  Rob Brydon,  Claire Keelan,  Rosie Fellner,  Marta Barrio,  Ronni Ancona,  Timothy Leach,  Rebecca Johnson,  Alessandro Cuomo,  Alba Foncuberta Bufill,  Flora Villani
Productora British Broadcasting Corporation (BBC) / Revolution Films
Género Comedia |  Secuela.  Road Movie.  Cocina.  Cine dentro del cine.  Amistad
 
21. oct., 2016

 

Película inglesa muy inglesa en una Italia muy italiana, mostrada de una manera que da ganas de coger la maleta (con poca ropa) y recorrer las zonas, los hoteles y restaurantes que salen en la misma.

Sin saber de antemano que es una secuela de “The Trip” (película de otro viaje al norte de Inglaterra con los dos mismos actores -2010-), hace que en el comienzo de la obra, parece como si faltara algo. Esta es la razón. 

El interés y atracción va "in crescendo" a medida que avanza la historia. Aspecto bien conseguido.

 

Son dos compañeros de profesión, "actores", que recorren una ruta con sitios y parajes donde se han rodado películas famosas con actores conocidos con el fin de hacer una guía gastronómica. Hace recordar la "Doce Vita" de esos años cincuenta/sesenta.

Obligatoriamente, debe verse en versión original, los actores manejan la voz, declamando frases e imitando a distintos actores, a la perfección.

Con una culturilla más "cinéfila" (actores y películas) y con otra culturilla más "inglesa" (escritores, sentencias, giros, voces, etc.) superior a la que tiene el que suscribe, la película se disfrutaría mucho más. Es una película para ingleses con una música y piezas de ópera estupendas.

A pesar de esto, el film se puede ver a gusto, hay contrastes entre lo que parece ser y lo que es -entre los protagonistas- y entre lo que debió ser y la actualidad (parajes). Detrás de estos dos comediantes, se esconde un mundo de frustraciones y de melancolía bien llevado a la pantalla.

Las secuencias de las cocinas preparando manjares italianos, se quedan cortas; es un disfrute para la vista y debe serlo para el estómago. 

 

JCC

 

21. oct., 2016