26. oct., 2016

Crítica

 

Isaki Lacuesta e Isa Campo, han codirigido la inquietante película “La próxima piel”,  thriller intimista sobre el tema del hijo perdido y encontrado después de un largo período. Se cuestiona si se trata del hijo auténtico o de un impostor. Excelentemente interpretado por Àlex Monner, en el papel de Gabriel y/o Léo, como el atormentado y difícil adolescente que, después de ocho años de su desaparición  regresa junto a su madre (Emma Suárez), en un ambiente familiar marcado por el misterio y lleno de secretos. La acción transcurre en un pequeño pueblo del Pirineo catalán, en el que nunca brilla el sol, en un entorno gélido y hostil pero de emociones intensas. El guion como si fuera un puzle encaja a la perfección y hasta el final no se despeja la duda sobre su identidad. Interesante película que mantiene en todo momento la atención de los espectadores.

 

(JLC)