2. dic., 2016

Crítica

En una aldea filipina, Balen, un grupo de soldados españoles luchan contra los nativos sin saber que    La guerra ha terminado. Durante casi un año luchan  sitiados y sin rendirse convencidos de que la guerra continua, a pesar de los continuos avisos de los habitantes de la isla y también de representantes del gobierno español. No podían creer que que España hubiese cedido Filipinas a los EEUU . 
Drama antibelicista en el que se denuncia lo absurdo de la guerra. Con la justificación del patriotismo se producen todo tipo de desmanes, abusos y asesinatos . Incluso alguno de esos soldados demuestra que se puede coger el gusto a matar. La película va reflejando  la lenta transformación de unos y otros debido al hambre, al miedo y sobre todo al irse dando cuenta del sin sentido de la guerra.
Muy bien rodada , con una fotografía espectacular en la que se vislumbra la belleza de la isla y un gran trabajo de los actores destacando sobre todo a  Alvaro Cervantes

(MZA)