Manchester frente al mar

14. feb., 2017

👍👍👍👍

14. feb., 2017

(Film Affinity)

 

Título originalManchester by the Sea

 Año2016

Duración135 min.

PaísEstados
 Unidos Estados Unidos

DirectorKenneth Lonergan

Guion

Kenneth Lonergan

Música

Lesley Barber

Fotografía

Jody Lee Lipes

RepartoCasey Affleck,  Michelle Williams,  Kyle Chandler,  Lucas Hedges,  Tate Donovan,  Erica McDermott,  Matthew Broderick,  Gretchen Mol,  Kara Hayward,  Susan PourfarChristian J. Mallen,  Frankie Imbergamo,  Shawn Fitzgibbon,  Richard Donelly,  Mark Burzenski,  Mary Mallen

Productora Amazon Studios / K Period Media / B Story / CMP / Pearl Street Films

GéneroDrama |  Familia.  Cine independiente USA

14. feb., 2017

 

“Manchester frente al mar” es una intensa y compleja película sobre el dolor no ya físico sino psicológico, que nos muestra lo difícil que es seguir viviendo cuando la vida nos quita lo que más amamos y que el sufrimiento y la culpa son tan hirientes que no te permiten ni respirar, te conviertes en un zombi, en un asocial, sin alegría y sin ilusión. Esto es lo que nos cuenta, de una forma magistral, esta dura película al mostrarnos unos personajes a los que la vida ha golpeado emocionalmente, sobre todo para el personaje principal, Lee Chandler, interpretado por Cassey Affleck, como un apático conserje al que no le queda más remedio que regresar a su pueblo natal tras la muerte de su hermano mayor Joe, personaje encarnado por Kyle Chandler yconvertirse en el tutor legal de su problemático y adolescente sobrino Patrick, magníficamente interpretado por Lucas Hedges a la vez que se reencuentra con su ex mujer Randi (Michelle Williams). Es una película sobria y trágica, para nada en exceso melodramática, lo que no quita, más bien al contrario, que nos sintamos inmersos dentro de esta triste y emotiva historia.

Excelente Kenneth Lonergan, como director y guionista. Recomiendo verla.

JLC 

 

 

Película fría y cruda.

 

 buena interpretación de todos los actores. A Cassey Affleck le viene como anillo al dedo su actuación como personaje abúlico, no sonríe ni aunque le aspen; y no es de extrañar porque le ocurren una sucesión de desgracias que nadie sería capaz de lidiar con ellas; y a este personaje, menos.

El filme refleja muy bien por un lado como las desgracias se ceban con el más débil (a perro flaco todo son pulgas) y la dificultad para afrontar la realidad que tiene, precisamente, una persona débil: Falta de comunicación, una mente poco estructurada y una cultura opuesta a la mediterránea. El alcohol, también juega su papel en la película para, en todo caso, dar sentido a esas situaciones.

 La actuación del "adolescente" Lucas Hedges es notable alta. En más de una ocasión dan ganas de entrar en la pantalla y explicarle de que va la cosa. Esta es la razón.

El encuentro que tiene el protagonista con su exmujer (Michelle Williams) en el que intentan autoinculparse, perdonarse, quererse, odiarse.....también merece ser destacada: los gestos, las pocas palabras, las lágrimas, la falta de expresión oral, la manera de no saber despedirse ni de saludarse, la forma de romper……., llena la pantalla. 

A mi parecer, le sobra metraje y eso que el director, para llegar a comprender bien todo el lío, sobrevuela y sobrevuela las secuencias hasta que el espectador queda completamente atrapado y sin escapatoria en esta cruda historia.

  

JCC

14. feb., 2017