7. ene., 2017

Crítica

A mediados del SXVII ,dos sacerdotes jesuitas portugueses se ven obligados a viajar a Japón en busca de su maestro, de cuya apostaría  se rumorea. Allí verán  todo tipo de sacrificios y torturas ejercidas por la inquisición japonesa sobre los cristianos, cuya religión esta prohibida pues rechazan cualquier influencia occidental.A pesar de las expectativas que siempre genera las películas de Scorssese ,el drama resulta tedioso ,muy lento y aburrido a ratos. Excesivamente largo. En el se narran los sacrificios de los cristianos, sus dudas , sus miedos, su capacidad de resistencia, su claudicación aparente o real, pero no acaba de tocarte la fibra sensible. Algo repetitiva . Quizá lo mas interesante es la adaptación de  los  comportamientos de los distintos personajes  ante el conflicto en el que se encuentran.

 

(MZA)