22. feb., 2017

Crítica

22 de noviembre de 1963. Acaban de asesinar al presidente Kennedy. Su mujer Jackie esta destrozada . Aun asi demuestra una entereza digna de admiración. Natalie Portman, en el papel de Jackie dota al personaje de muchisima humanidad.
Como reciente viuda, llena de miedo y de inseguridad ante el cambio tan drástico que se ha producido en su vida. Pasa por todos los registros de mujer candida y superficial recién llegada a la casa blanca a la mujer desencantada , inteligente y profunda dispuesta a luchar por su futuro. La película es original, dota al personaje de Jackie de profundidad pero al mismo tiempo me ha resultado lenta ,algo fria y distante. No me llega a emocionar , ni me hace empatizar.

(MZA)