15. abr., 2017

Crítica

En 1996 , Debora Lipstadt,la historiadora judía estadounidense especializada en el holocausto de la segunda guerra mundial , es denunciada por difamación por el historiador británico David Irving, ya que este en un de sus libros niega el exterminio de judios en Auschwitz. 
Es un drama judicial basado en hechos reales. Lo mas llamativo es que a Lipstad, a quien se le había acusado de calumnia era la que tenía que demostrar que Irving había mentido y no al revés ya que la legislación británica tiene esa particularidad.
Es interesante.Tom Wilkinson como abogado defensor esta brillante manejándose como pez en el agua con las enrevesadas leyes de difamación inglesas . Sin embargo le falta emoción.

(MZA)