16. abr., 2017

Crítica

La Bella y la Bestia es una narración, en la que debido a que un apuesto príncipe en su día rechazó la flor que le ofreció una fea anciana, la cual era en realidad una bruja, dicho príncipe se convierte en una Bestia que aterra a todos por su aspecto. La bruja dice que el hechizo solo se romperá si hay amor verdadero. El príncipe, no estaba solo cuando ocurrió todo esto, por lo que todas las personas que estaban con él aquel día se transformaron en distintas partes del castillo: uno en piano, otros en una taza de té, otros en el reloj… Todos ellos albergan la esperanza de que antes de que llegue su fin el hechizo podrá ser roto

A su vez, Bella es una jovencita apuesta que perdió a su madre bien pronto y que vive con su padre en un pueblo en el que no se siente nada querida, ni apreciada, sino más bien se siente como un bicho raro. Las mujeres, en dicho pueblo no acostumbran a leer, ni a culturizarse, en cambio a Bella le apasiona leer. Gastón, uno de los hombres más poderosos del pueblo ve a Bella como una mujer hermosísima, y quiere casarse con ella. Sin embargo, no tiene valores similares a los de ella, y ésta por encima de su cadáver accedería a casarse con Gastón…

El padre de Bella, siempre que se va de viaje regresa con una rosa para su queridísima hija. En uno de los viajes, se encuentra con el castillo y con la Bestia. Bella, con la intención de salvar a su padre va al castillo y también conoce a la Bestia. ¿Será capaz de no juzgarle por su aspecto físico? ¿conseguirá amar a la Bestia por cómo es como persona? ¿Se romperá el hechizo?

 

LJBZ