26. may., 2017

Crítica

 

El director de “Shakespeare in Love, John Madden, me ha sorprendido gratamente en su última película “El caso Sloane”, en la que nos narra la historia de Elizabeth Sloane, una inteligente, dura, implacable, calculadora y agresiva lobista que se mueve como pez en el agua en el intrigante mundo del Congreso estadounidense en Washington, donde se entrecruzan los intereses de los grupos de presión, el poder político y, sobre todo, el dinero. Es una mujer al límite en su vida profesional y personal, obsesionada con ganar y que no duda en utilizar medios nada ortodoxos para conseguir sus fines que son los de sus clientes. La película es a su vez una crítica al sistema político americano aunque extrapolable a cualquier otro país democrático en los que la corrupción de los políticos, jueces y empresarios están a la orden del día (nos suena algo, verdad??). El guion de Jonathan Perera es excelente, redondo, con unos diálogos inteligentes, rápidos y dinámicos que consiguen mantener el interés hasta el final. El papel de Elizabeth Sloane lo protagoniza a las mil maravillas Jessica Chastain recorriendo durante la película muchos y variados roles, como mujer dura pero a por momentos débil, manipuladora y a su vez franca, falsa, maquiavélica, siempre inteligente, amoral, pero siempre fascinante. Merecedora, si por mi fuera, del Óscar de la Academia a la mejor intérprete femenina de este año. Impecable, también, la interpretación del resto de los actores que no desmerecen en absoluto.

No perdérsela.

 

JLC.