31. ago., 2017

Críttica

 

 

mi me gustan las películas de amor, de mucho amor. 

“Ana, mon amour” es una película de amor, pero no de un amor fácil, es de un amor que provoca agobio: complejo. Quizás sea de mucho amor, por lo tanto… muy complejo.

 

Una pareja de relación inestable. A simple vista, Ella con un carácterdependiente, frágil, obsesivo; Él, protector, robusto, con ideas claras, pasan 10  años de sus vidas compartiéndolo todo excepto los lados oscuros de la personalidad. ¿Cómo evolucionarán con el paso del tiempo ¿

 

Las sesiones –en la pantalla- de psicoanálisis con profesionales: psiquiatras, psicoanalistas y curas, crean al espectador más dudas existenciales que con las que tenemos antes de entrar al cine. Da que pensar. ¿Somos producto de nuestras vivencias pasadas ¿¿  ¿¿?¿ Tratar de dar una explicación a todo lo que nos ocurre, ¿¿ sirve de algo ?¿

 

La evolución de los personajes está muy bien tratada. Se hace desde una perspectiva que avanza y retrocede en el tiempo de una forma casi mágica. Muy bien presentada. Atrae. Tratar de ubicar en el tiempo las distintas secuencias se convierte en un reto.

 

La pareja hace una actuación formidable. Las secuencias de cama, no todas eróticas, sin tapujos, como debe ser. No debió ser fácil para ellos. Buenos actores rumanos.

 

Buena película. Quizás para compensar habría que ver después de Ana, mon amourotro filme con menos sobresaltos en las relaciones personales, de pareja y familiares. No por nada, sólo por tratar de equilibrar el psique.

 

JCC