15. oct., 2017

Crítica

 

Una pareja, que vive en un lugar aparentemente idílico, alejado del bullicio de la ciudad, se ve puesta a prueba cuando reciben una visita inesperada. Esta visita se convierte, más bien, en una invasión, ya que cada vez empieza a llegar más gente, todos ellos sin ser invitados. Esto, influye dramáticamente en la vida de la pareja. Él, un reconocido escritor, parece estar encantado con esta nueva situación que ha irrumpido sus vidas. Ella, sin embargo, se siente totalmente invadida e indispuesta a tolerarlo. ¿Logrará la pareja superarlo? ¿Será él, quién por amor a ella, corte con la situación? ¿Acabará dicha situación con la salud mental de Madre?

La película, que muestra un primer plano constante de Madre (Jennifer Lawrance), consigue transmitir a la perfección esa angustia y malestar que ella siente por esta nueva situación. Es una película que te hace estar intranquila todo el tiempo que estás sentado en la butaca, ya que todos los hechos que se van sucediendo son inesperados.

 

LJBZ