En realidad nunca estuve aqui

5. dic., 2017

👍👍👍👍

5. dic., 2017

Film Affinity

 

Título original You Were Never Really Here

Año2017

Duración 95 min.

PaísReino
 Unido Reino Unido

DirecciónLynne Ramsay

GuionLynne Ramsay (Novela: Jonathan Ames)

Música Jonny Greenwood

Fotografía Thomas Townend

Reparto Joaquin Phoenix,  Alessandro Nivola,  John Doman,  Judith Anna RobertsAlex Manette,  Ekaterina Samsonov,  Kate Easton,  Jason Babinsky,  Frank PandoRyan Martin Brown,  Scott Price,  Dante Pereira-Olson,  Jonathan WildeLeigh Dunham,  Vinicius Damasceno

Productora Coproducción Reino Unido-Estados Unidos-Francia; Why Not Productions / Film4. Distribuida por Amazon Studios

Género Thriller.  Drama |  Secuestros / Desapariciones

5. dic., 2017

Aunque pueda que no te guste, el thriller muy bueno. La fotografía, la música, el sonido, todo es bueno. Se disfruta del cine, no creo que todo el mundo disfrute de la película.

 

Si te dicen que vas a ver una película bastante gore, donde el protagonista es un exmarine con un pasado truculento de maltrato y que pretende arreglar las cosas por su cuenta - y no como el de la matanza de Texas, pero parecido-, sino con un martillo, dan ganas de salir corriendo o de irse a ver cualquier otra película porque el tema está más que trillado y, generalmente, no valdría la pena.

 

Lo llamativo y atractivo de “En realidad, nunca estuviste aquí” es que no está filmada para que guste en sí misma. Hay muchas secuencias desagradables, desde la caracterización de Joaquin Phoenix, su barba, su aspecto, su falta de aseo, su forma de andar, la mirada ida, los fluidos: Muchos fluidos: humedad, agua, pelo mojado, sudor, barba mojada, ropa mojada, se moja la cabeza, moja al enemigo, suelos mojados, sangre que moja, moja la camiseta, el cuerpo. Mucha sangre. Pero no es gore; para nada.

 

La trama tampoco es un relato sobre una balsa de aceite, discurre en un submundo pero, muy muy profundo. Como dato curiosos, la forma de hablar del protagonista, más que hablar sólo balbucea, no se cómo lo habrán doblado.

 

A diferencia de las películas “normales”, donde la representación del propio filme es la visualización de la situación real de la trama, en este caso, el director lo hace desde el punto de vista de la situación mental del protagonista que va desde una inestabilidad emocional importante hasta una psicosis profunda.

 

Joaquin Phoenix hace un papel impecable.

 

A pesar de todo y con los detalles aportados, recomiendo verla, y si es en versión original, mejor.

 

JCC

5. dic., 2017