5. mar., 2018

Crítica

Lady bird se trata de una comedia dramática en la que su protagonista, una estudiante de último año de instituto de la ciudad californiana de Sacramento, tiene ganas de salir de allí cuanto antes y empezar una nueva vida en una gran ciudad como Nueva York, en la que cree que tendrá muchas más oportunidades para triunfar . La película refleja a una adolescente tratando de encontrarse a si misma y muestra como vive intensamente las cosas que le van ocurriendo, así como sus relaciones personales: desde una decepción amorosa, hasta la relación con su madre, la cual no logra entender esa necesidad imperial de marcharse cuanto antes de casa. En mi opinión, es una gran película, que nos hace regresar a esa época de nuestras vidas en la que hemos estado un poco perdidos tratando de decidir sobre nuestro futuro

 

 

LjbZ

 

Lady Bird es el nombre con el que se hace llamar por su familia y amigosuna adolescente (Saoirse Ronan) que bien podría ser cualquier niña-mujer que está al final del ciclo de estudios antes de irse a la Universidad.

 

La película está bien construida y trata con toda naturalidad los tormentos que atacan y no dejan en paz a cualquier adolescente; desde el tabú de la sexualidad para intentar no quedarse atrás, hasta el choque generacional exagerado con sus padres (en este caso con su madre), pasando por episodios de negación de su estatus, de sus valores e incluso del amor hacia su familia.

 

Esto podría pasar en España y la película podría ser real, pero si esta pequeña historia se desarrolla en el estado semirural de Sacramento (USA),en el seno de una familia media-humilde, en la que Lady Bird trata por todos los medios de romper con su presente, salir de su entorno y sobresalir frente a sus amigos y compañeros de clase para sentirse más reconocida, es porque se ajusta mucho más la situación real, donde los jóvenes de 18 años en USA o se van de casa, o se van. 

 

Película plana con una trama tratada de forma recurrente en otras películas, con momentos que te retrotraen a esos años, y que visto ahora con perspectiva llegan a dar cierta congoja cuando se analiza el comportamiento de Christine (Lady Bird) al avergonzarse de su buenazo padre y de la relación con su rígida y acomplejada madre.

 

La película se puede ver, pero no es para tirar cohetes. Te deja un sabor agridulce, pero bueno por ese frescor del despertar…….

 

 

JCC