2. feb., 2018

Crítica

La última película estrenada de Steven Spielberg “The Post”, traducida al español como “Los archivos del Pentágono” nos relata de manera fehaciente la batalla que mantuvieron, en 1971, los periódicos americanos, New York Times y Washington Post, en especial la historia se centra en este último, con el poder político, personalizado en ese momento por el presidente Nixon, aunque las mentiras orquestadas desde el poder afectaron también a varios presidentes anteriores. El desencadenante fue la publicación de unos documentos clasificados como secretos que demostraban que se había mentido conscientemente desde la Casa Blanca en el desarrollo y la evolución de la guerra de Vietnam. Spielberg nos narra con precisión la pugna entre libertad de prensa y la prohibición de revelar secretos de estado. Dilema que resolvió el Tribunal Supremo a favor de la libertad de expresión como garante esencial de la democracia. 

Spielberg, como nos tiene acostumbrados, hace todo bien en la película, el guion se sigue con interés, la puesta en escena es inmejorable como también lo son las interpretaciones de los dos actores principales, Tom Hanks, que está soberbio y Meryl Streepbrillante en el papel de la editora y propietaria del periódicoWashington Post, mostrándonos de forma magistral el paso de ser una directiva florero a una ejecutiva capaz de luchar y salir victoriosa en un mundo de hombres. He aquí que la otra historia,paralela a la expuesta, es el pobre papel que tenía la mujer en el mundo de entonces. Vemos como, no hace tanto, la sociedad era mayoritariamente machista, en el que las mujeres eran meros objetos decorativos sin ningún poder decisorio en temas de importancia.

 

JLC

 

 

 

Thriller periodístico-político que relata el ambiente de la redacción de un periódico (Washington Post) en los 70’s y una serie de acontecimientos relacionados con la marcha de un periódico adversario (New York Times), todo esto rodeado de una presión mediática y de financiación que provoca una “carrera de ratas” muy bien relatada.

 

Los americanos buenos tienen que quedarse más que encantados de su América después de ver esta historia donde prevalece la justicia y la democracia frente al poder.

 

La película es perfecta. Una vez más Spielberg hace una producción más que hiperrealista de la situación: La filmación, los caracteres de todo el mundo que aparecenen la historia. El ambiente y la presión que se huele en los redactores de la oficina. El vestuario. El machismo y chulería de los jefes. Todo.

 

La interpretación de Merryl Streep es fantástica y la de Tom Hanks es fabulosa. La película tiene todos los ingredientes para ser un peliculón.

 

Pues, con esta película me pasa como dice Serrat en una de sus canciones: “Me gusta todo de ti, pero tu no”. Pues de esta película me gusta todo pero la película no me ha gustado.

 

No es que no pueda recomendarla o no la recomiende, pero esperaba otra cosa que, repito, no se que le falta porque no le falta de nada.

 

 

 

JCC