7. mar., 2018

Crítica

En la última película del director Francis Lawrence, Gorrión Rojo, vuelve a elegir como protagonista a su actriz fetiche Jennifer Lawrence (Los Juegos del Hambre) lo que por sí ya es una garantía de éxito. Es una película de espías y contraespías ruso-norteamericanos basada en la primera parte, son tres, de la exitosa novela escrita por el ex agente de la CIA Jason MatthewsEsta trilogía nos induce a pensar que habrá una continuación de la misma.

Nuestra heroína, Dominika (Jennifer) en la película, que iba para Primera Bailarina del Ballet clásico del Bolshoi, tras sufrir un escabroiso accidente que la impide volver a bailar, es inducida por su tío a entrar como aprendiza en la secreta Academia rusa de formación de “gorriones” (agentes secretos especializados en sonsacar información utilizando su mente y en especial su cuerpo y “artes sexuales”)El film atrapa al espectador desde la primera imagen hasta la última toma, 140 minutos después. La historia de estthriller de espionaje es interesante, el ritmo de la trama es intenso, la combinación de violencia y sexo es la justa para captar la atención en todo momento. Todo ello aderezado con una fotografía impecable, una música adecuada y lo más importante la interpretación de Jennifer que llena la pantalla no solo de belleza, también de buen hacer y, además, por si esto no fuese suficiente, el resto del elenco cumple con creces las mejores expectativas.Jeremy Irons (Korchnoi) en el magniífico papel de comedido general de espionaje rusoMathias Schoenaerts como elpervertido y perverso tío de la protagonista y Charlotte Rampling(Matron) como la estricta e implacable gobernanta de la ya nombrada “Academia de Gorriones”.

Quedamos a la espera de la continuación, previsibles segunda y tercera parte, de esta entretenida saga.

 

JLC.

 

 

Dominika Egoroba es Jennifer Lawrence.

 

Primera bailarina rusa del ballet Bolshoi, buena chica educada bajo una disciplina cuasi militar (lo da el ballet y más en Rusia), que hace todo Para que a su madre –enferma- no le falten cuidados y por el partido y que por un “accidente”, no le queda más opción que introducirse en las cloacas del partido para ponerse al servicio en cuerpo y alma de los servicios secretos.

 

Gorrión rojo es una película de acción, de mucha acción y muy violenta. Es una película de fuerte carga erótica con alguna escena de alto contenido sexual. Es una película desgarradora por las condiciones vitales de la familia de la protagonista y por la relación en su ambiente familiar, su tío.  Es como un comic, los personajes son muy de comic de papel, los colores, los primeros planos, los malos, los instructores

 

Pues a pesar de estos extremos, es una película equilibrada en todo su contenido. La intriga y la tensión vienen precisamente de intentar saber que pasa por la cabeza de la protagonista y no por los contenidos explícitos de violencia, de perversidad y de sexualidad.

 

Esta historia podría convertirse fácilmente en una colección equivalente de “James Bond, agente 007” pero en mujer y con más trama que casi cualquiera de la serie de 007.

 

Jennifer Lawrence se adapta perfectamente a cualquier película. Esta es una buena muestra de ello.

 

Recomendable para pasar un buen rato. 

 

A ver si preparan una secuela…

 

JCC